Preguntas frecuentes

 Hemos elaborado una lista con las preguntas más frecuentes con las que puedes encontrarte.

  • ¿Como funcionamos?

    Si te gusta uno de nuestros gatitos y quisieras comprarlo, contáctanos y te daremos toda la información que necesites para estar segura de que es el que quieres. Es una decisión importante y preferimos que sea una decisión meditada y deseada. De ello dependerá la felicidad de nuestro cachorrito, algo esencial para nosotros. Además, te enviaremos fotos y vídeos para que lo puedas ver bien y también puedes venir a verlos físicamente y así verás como viven en casa con nosotros. Cuando te hayas decidido lo puedes reservar para que lo retiremos de la venta hasta su entrega. La reserva se realizará por transferencia bancaria a los datos bancarios que te facilitaremos llegado el momento oportuno. El resto del importe se realizará a la entrega del gatito si se recoge en nuestro criadero. Si la entrega se pacta en otro lugar, se realizará una transferencia unos días antes, de modo que el pago esté realizado en el momento de la entrega.

  • Condiciones de entrega

    Nuestros gatos son entregados con todas las garantías sanitarias y profesionales. Estarán vacunados con dos dosis de la vacuna trivalente, desparasitados tres veces y con su microchip. Toda esta información está registrada en su cartilla veterinaria. También entregamos un certificado de salud que el veterinario extenderá tras examinar al gatito y compruebe que está sano y buenas condiciones físicas. Facilitamos una copia de los pedigrís de los padres donde quedan registrados las ultimas 4 generaciones. También acompañaremos a todos esos documentos los test genéticos de PKD (una enfermedad grave genética que provoca múltiples quistes en el riñón) y del FIV (inmunodeficiencia felina) y FELV (leucemia felina) de los padres que confirman que están libres de estas enfermedades en cuyo caso se transmiten a su progenie. La inmunodeficiencia y la leucemia felina es una enfermedad muy común en los gatos callejeros. Un altísimo porcentaje están afectados, razón por la cual se desaconseja absolutamente de que permitas a tu gatito tener acceso a la calle o cualquier otro lugar donde puedan tener acceso otros gatos para evitar contagio.

    Además, te entregaremos el pedigrí, una vez realizada la esterilización entre los 7 y 9 meses. Cuando nos envíes un certificado de tu veterinario que confirme la esterilización, te enviaremos por correo certificado el pedigrí original de tu gatito.

    Por último, firmaremos un contrato de venta, donde se especifica todas las condiciones anteriormente descrita y todos los datos del gatito incluyendo su número de microchip, así como la de los padres. Te facilitaremos una copia de un contrato tipo para que lo puedas leer con tranquilidad.

  • ¿Por qué cuesta “tanto” un gatito de raza?

    A veces cuesta explicar y hacer entender que criar un gato de raza comporta un esfuerzo personal, profesional y financiero importante. Mucha gente piensa que es cuestión de juntar dos gatos y dejar a la naturaleza actuar. No es así, ni mucho menos. Criar de manera profesional y responsable implica una serie de obligaciones y normativas al margen de una ética personal importante. De hecho, aunque haya quien no lo crea, no es un negocio, sino una afición o para mí, una pasión. Los gastos son múltiples y variados, y son un no parar si queremos hacer las cosas como se deben y cuidar lo mejor posible a nuestros amores gatunos. Empezando por los gastos de crear un criadero siguiendo los requerimientos de los clubs felinos, núcleo zoológico, gastos veterinarios fijos y extraordinarios, cuando el azar aciago se presenta, medicinas, alimentación de alta gama según sus necesidades (No come lo mismo un gato castrado que una gata embarazada o unas crías en pleno desarrollo), vitaminas, suplementos y muchos otros elementos que necesitan para su cuidado. Y siguiendo el mobiliario y acondicionamiento para tenerlos en las mejores condiciones posibles, desde rascadores que hay que ir cambiando, mantas, camitas, areneros, comederos (los nuestros son de apertura sincronizada con su microchip para que cada uno coma lo que deba), hasta espacios exteriores protegidos construidos expresamente para ellos.

    Por otra parte, comprar un gato de raza fuera de España es muy costoso ya que hay que sumar el coste del viaje al ir a recogerlo. Los míos, proceden de Noruega y de Francia, de momento. También hay que tener en cuenta que estamos tratando con seres vivos y al igual que los humanos, a pesar de todos nuestros desvelos, pueden enfermar y morir. Al margen del coste económico que eso comporta, está el sufrimiento personal. Ver sufrir a tus amores gatunos duele tanto como probablemente a ellos. Nosotros tuvimos dos malas experiencias, un pif con el primer gatito que tuvimos. Es una enfermedad producida por la mutación de un virus. Es fruto del azar y no tiene remedio, como si fuera un cáncer. Fue muy duro. También nuestra preciosa princesa Hannah. Invertimos en una gatita de calidad de exposición preciosa en quién centramos nuestros sueños y planes de cría. Después de un año de cuidados en su primer embarazo tuvo una piometra, una infección de la matriz que la dejó estéril. Toda esa inversión se fue a pique. Y aún nos sentimos afortunados porque le salvamos la vida.

    Y por último, el coste de las exposiciones a las que debemos asistir es elevado si queremos hacernos un nombre y seguir aprendiendo y profundizando en el conocimiento de nuestras razas. Obtengamos o no premios, nunca son remunerados económicamente.

    Así pues, pensad, los malos criadores o los intrusos solo pueden vender a precios “económicos” en detrimento de ahorrarse estos gastos. Escatimando las visitas al veterinario, evitando hacer los tests genéticos, haciendo una cría extensiva haciendo parir a sus gatas como si fueran fábricas de bebés, hacinándolos a veces en jaulas, criando con gatos con mucha consanguinidad, sin tener en cuenta los problemas que conllevan, entregando los cachorritos casi sin detestar con apenas uno o dos meses, sin vacunas, sin desparasitación, sin microchip, sin estar correctamente socializados e incluso estando enfermos.

  • ¿Por qué el pedigrí?

    El pedigrí tiene la información de las ultimas 5 generaciones de ese gatito. Es garante de que ese gatito no ha sido cruzado con ningún otro que no sea de su raza. Para los criadores, les aporta información sobre rasgos genéticos del que pueden ser portadores, cuando se quiera trabajar una línea física especifica. Pero lo más importante es que sólo los emite los clubs felinos al que hayamos elegido. Estos clubs son los que imponen las reglas acordadas por todas las asociaciones felinas nacionales e internacionales para llevar a cabo una cría responsable que implica medidas sanitarias, de cuidados y mantenimiento, de planes de cría, y modo de realizarlo.

    Quienes venden gatitos a mitad de precio sin pedigrí, no es por el coste. Tramitar un pedigrí no tiene un coste relevante. Probablemente el motivo es que no pueda tramitarlo, porque los padres no puedan confirmar su raza, porque el criador esté explotando a las hembras teniendo más camadas de las permitidas, criando con hembras demasiado jóvenes o porque la asociación felina lo haya expulsado por malas prácticas y otros motivos que influirán en la salud del futuro cachorro. Tenemos noticias de tiendas que han sido cerradas por importar de países sin garantías y papeles falsos. Los pequeños criadores profesionales que tienen a sus gatos integrados en su entorno familiar y con toda su documentación y buenas prácticas es la mejor garantía para adquirir un ejemplar sano y perfectamente socializado.

    Por este motivo, si el coste de un gatito de raza excede su presupuesto, siempre aconsejamos dirigirse a alguna protectora o asociaciones de adopción felinas donde podrán encontrar probablemente cachorros encantadores. No tiene sentido ahorrarse un dinero a cambio de renunciar a conseguir las garantías documentadas de un criador profesional. Es desleal, ilegal y un riesgo para el cachorrito. Mejor adopta, te apoyaremos.

  • ¿Por qué no puedo cruzar a mi gato de compañía para tener una camada propia?

    Primero, porque es ilegal. La normativa exige que los gatos de compañía sean castrados llegado el momento adecuado. Por ese motivo, los criadores no entregamos el pedigrí hasta que el propietario no remita al criador un certificado legal veterinario de la esterilización de su gatito de compañía.

    Sólo vendemos gatitos de cría (con unas cualidades específicas para cría y a un precio mayor que los gatitos de compañía) a criadores registrados en una asociación felina y con la misma política de cría que nosotros (no jaulas, no explotar hembras, convivencia familiar, no encerrar a los machos y muchas otras cosas que consideramos dentro de la ética de todo buen criador). Nosotros miramos mucho antes de dar un gato de cría a un criador, porque queremos que el gatito viva como lo haría como nosotros y además no damos cualquier gato como gato de cría.

    La cría de gatos de raza responsable tiene como finalidad mantener y mejorar las razas de gatos y dar la posibilidad a la gente de tener un gato con ciertas características físicas y de carácter especiales, por lo que no todos los gatos son aptos para criar. Estos deben tener ciertas cualidades lo más cerca posible del estándar de la raza para seguir preservándola.